Saqué el dinero del banco porque tuve un problema y me los llevé a Banco de España. Para no tenerlos en casa, me recomendaron que comprara deuda soberana y así hice. Sólo quería plantear aquí, que si creéis que estoy especulando, me lo decís y lo saco. Ningún problema.
El testimonio Diego, otro de los asistentes al círculo de Podemos en Alicante. No sé qué me fascina más, lo de “si creéis que estoy especulando me lo decís y lo saco” o que llevase el dinero al Banco de España…
Quiero dar las gracias al círculo de Alicante, gracias a ellos nos hemos podido organizar algo y sacar más de 2.500 votos. Vale mucho la pena; yo, que soy del Barça, me perdí la final de la Copa del Rey para ir a pegar carteles. Vale la pena. Gracias
Testimonio de Rafa en el círculo de Podemos de Alicante. Gracias por tu sacrificio, compañero.

Programa Debates en Libertad de esRadio Alicante - 20 de Febrero de 2014.

Rafael Latorre analiza en su artículo en Zoom News los que considera los cinco “Mitos y leyendas de las subvenciones y ayudas públicas al cine español”. Me parece un buen artículo, detallado e informativo, del que discrepo en alguna que otra cosa[1]. Y luego está el Mito 2:

Mito 2. El cine es un pozo sin fondo

En 2009 varios medios de comunicación se apresuraron a publicar el siguiente titular: “Las subvenciones al cine español superan ya la recaudación en taquilla”. Eso significaba, según algunos líderes de opinión, que lo que el Estado estaba haciendo no era una inversión sino caridad. No es cierto. El cine es una industria, con mejor o peor salud, pero una industria. Fuentes del sector aseguran que de cada euro invertido en cine se produce para el Estado un retorno de tres euros.

A uno, que es normal precavido, le escama que el artículo no cite ningún estudio / informe / cuenta de la vieja en el que basar que “de cada euro invertido en cine se produce para el Estado un retorno de tres euros”, y que todo el peso del argumento (ojo, que es con lo que JA Bayona entre otros se queda de todo el artículo) reside en que es lo que le transmiten “fuentes del sector”. Pero mejor aún es el siguiente párrafo:

El rodaje de una película genera una actividad ecónomica de la que se benefician otras empresas y el propio Estado mediante impuestos Las ayudas directas suponen como máximo un tercio del coste de una película. Es cierto que una película puede llegar a recaudar menos dinero que el aportado por una subvención. Pero el rodaje y comercialización de dicha película ha generado una actividad ecónomica de la que se benefician otras empresas (desde seguros hasta alquiler de grúas pasando por hoteles y transporte) y el propio Estado mediante impuestos.

Así que nos habíamos quedado cortos: no sólo la subvención beneficia al Estado, permitiéndole recaudar ni nada más ni nada menos que tres euros por cada euro en forma de impuestos según las “fuentes del sector”, sino que al mismo tiempo genera “una actividad económica de la que se benefician otras empresas”. Donde había uno, ya no sólo hay tres: hay mucho más [2]. Hete aquí que tenemos el milagro de los panes y los peces entre nosotros, y aquí estábamos, con 6 millones de parados y sin enterarnos…

Desgraciadamente, la idea de que la subvención crea milagrosamente tres veces más dinero es una falacia. Más aún, es una antigua falacia, que fue refutada hace más de 150 años por Frédéric Bastiat en su genial “Lo que se ve y lo que no se ve”.

Vale la pena leer todo el artículo[3], aunque sirva este resumen rápido: La tesis de Bastiat es que para analizar la bondad económica de un acto, no basta con observar los efectos positivos que para un único agente o grupo tiene una determinada acción (lo que se ve), sino que es siempre preciso compararla con el efecto que tiene en la sociedad en su conjunto y la que tendría de no haberse producido (lo que no se ve).

Una vez expuesta esta idea con su célebre Parábola del Cristal Roto en el apartado I, Bastiat aplica este principio a diversos ámbitos de la vida pública por los que había polemizado en la Asamble Nacional. Entre ellos, el apartado IV. se titula “Teatro, Bellas Artes”, donde Bastiat recoge la opinión de un tal Sr. Lamartine que podría perfectamente pasar por una de nuestras ”fuentes del sector”:

Los placeres de París son el trabajo y el consumo de los departamentos, y los lujos del rico son el salario y el pan de doscientos mil obreros de toda clase, que viven de la tan diversa industria de teatros sobre la superficie de la República, y reciben de esos placeres nobles, que instruyen a Francia, el alimento para su vida y las necesidades de sus familias e hijos. Es a ellos a los que dais los 60,000 francos. (¡Muy bien! ¡muy bien!, numerosas manifestaciones de aprobación)

A lo que Bastiat responde:

Yo estoy obligado a decir: ¡muy mal! ¡muy mal! restringiendo, por supuesto, el alcance del juicio al argumento económico del que es aquí cuestión. Sí, es a los obreros del teatro que irán, al menos en parte, los 60,000 francos de los que se trata. Algunas migajas podrán apartarse del camino. Incluso, si escrutamos de cerca la cosa, quizá descubramos que el pastel tomará otro camino; ¡felices los obreros si les quedan aunque sea unas migajas! Pero admitamos que la subvención entera irá a los pintores, decoradores, costureros, peluqueros, etc. Esto es lo que se ve. Pero, ¿de dónde viene? he aquí el reverso de la cuestión, tan importante su examen como el del anverso. ¿Dónde esta la fuente de los 60,000 francos?(…) (a)l contribuyente al que se le ha cobrado un impuesto de un franco, no dispondrá de ese franco. Será privado de una satisfacción en la medida de un franco, y el obrero, el que sea, que la habría procurado, será privado en la misma medida de su salario.

Bastiat primero pone el asunto en perspectiva: la subvención es dinero que ha salido de los impuestos, y por tanto, que se ha sustraido a alguien a quien ahora ya no se le permite gastarlo.

¿Se dirá que sustituye un genero de satisfacción y de trabajo por satisfacciones y trabajos más urgentes, más morales, más razonables? Yo podría luchar en este terreno. Yo podría decir: Quitando 60,000 francos a los contribuyentes, ustedes disminuyen los salarios de agricultores, obreros, carpinteros, herreros, y aumentan otro tanto los salarios de cantantes, peluqueros, decoradores y costureros. Nada prueba que esta última clase sea menos interesante que la otra. El Sr. Lamartine no responde. Dice que el trabajo de los teatros es tan fecundo, tan productivo (y no más) como cualquier otro, lo que podría ser rebatido; ya que la prueba de que el segundo no es tan productivo como el primero es que éste es obligado a subvencionar aquél.

Si la industria cinematrográfica es capaz de generar el beneficio que indican las “fuentes del sector”, ¿cómo es posible que los inversores no huyan en masa de otras industrias y se vuelquen a hacer cine en España? Porque como ocurria con los teatros del Paris de Bastiat, “la prueba de que el segundo no es tan productivo como el primero es que éste es obligado a subvencionar aquél”

Pero esta comparación entre la valor y el mérito intrínseco de las diversas formas de trabajo no entra en mi presente tesis. Todo lo que tengo que hacer aquí es mostrar que si el Sr. Lamartine y las personas que han aplaudido su argumentación han visto, con el ojo izquierdo, los salarios ganados por los proveedores de los comediantes, deberían haber visto, con el ojo derecho, los salarios perdidos por los proveedores de los contribuyentes; y por no haberlo hecho, se han expuesto al ridículo de tomar un desplazamiento por una ganancia. Si fueran consecuentes con su doctrina, pedirían subvenciones hasta el infinito; ya que lo que es cierto para un franco y para 60,000, es cierto, en idénticas circunstancias, para un millardo de francos.

Si tenemos una industria donde por cada euro que subvencionamos se recuperan tres en forma de impuestos, ¿cómo es posible que a ningún Gobierno - ni el Central, ni ninguno de los 17 Autonómicos, ni ninguna de las 50 Diputaciones, ni Ceuta, ni Melilla, ni ninguno de los 8.117 municipios- haya decidido gastar hasta el último céntimo del que dispongan en él? ¿Ni una sola mente inteligente tenemos en el País? No, simplemente, como remata Bastiat:

Cuando se trata de impuestos, señores, prueben su utilidad con razones de fundamento, pero no con este desafortunado aserto: “Los gastos públicos hacen vivir a la clase obrera”. Contiene el error de disimular un hecho esencial, a saber que los gastos públicos sustituyen siempre a gastos privados, y que, en consecuencia, hacen en efecto vivir a un obrero en vez de a otro, pero no añaden nada al conjunto de la clase obrera. Su argumentación está muy a la moda, pero es demasiado absurda, para que la razón no tenga razón.


  1. Por ejemplo, puede que a la industria cinematográfica española “un sector no pequeño de la opinión pública suele tachar de acomodaticia, sectaria y, sobre todo, pedigüeña”. Pero es que es una industria que ha protagonizado momentos como éste, éste o éste.

  2. Resulta revelador que aquí el autor no dé ninguna cifra, ni acuda a las fuentes del sector para tratar de cuantificar de este milagroso efecto.

  3. Y releerlo de vez en cuando: leer a Bastiat siempre es un placer.

Toxo, hablando de los EREs:

Una vez que esto ocurra, y cuando se emita dictamen, “se verá que CCOO mantiene una trayectoria impoluta en relación a los ERE”, ha garantizado. En todo caso, en el supuesto de que alguna persona vinculada al sindicato haya tenido una actuación ilegal o tan siquiera irregular o “haya metido la mano”, el sindicato “tomará las decisiones que se correspondan”, ha dicho.

En cuanto a su propia asunción de responsabilidades en el caso de que se demostrase que han existido irregularidades, Toxo ha dicho que sabe “perfectamente” lo que haría, pero que no lo dirá porque no va a meter al sindicato en una “situación de zozobra”.

En todo caso, se ha mostrado “absolutamente convencido” y “plenamente tranquilo” porque no habrá “ningún elemento de imputación a la organización que pueda derivar en responsabilidad”, aunque ha dejado claro que “si hay algún delincuente aquí, delinquen las personas, no las organizaciones”.

Mucho se habló ayer del gráfico que acompañaba la noticia (y que ahora han modificado sin indicar nada en el post) de El País y poco del titular: “El PP recobra su ventaja electoral al pasar el ‘caso Bárcenas’ a segundo plano”.

Una cosa es hacer elucubraciones sobre porqué se produce un cambio en la intención de voto. Otra muy distinta es que la elucubración la convirtamos en verdad independientemente de los datos.

Ni en el texto de la noticia ni en el detalle de la encuesta se muestra ni un sólo dato que sostenga la causa-efecto del titular. De hecho, el redactor podría haber titulado perfectamente ”El PP recobra su ventaja electoral ante el órdago separatista catalán” con la misma fiabilidad.

Este domingo, Esteban González Pons publicaba un artículo que ABC decidía titular “González Pons: «Ser de derechas es situarse en el centro, aceptar otras razones» y subtitular «La izquierda no es de centro porque siempre parece poseída por certezas incontestables». Conforme lo leía, se me iban viniendo tres cosas a la cabeza:

  1. Que alguien por favor le regale el Pisando Charcos de Percival Manglano.
  2. Tras dos años esperando, por fin alguien nos muestra los diez mandamientos del gobierno Rajoy. Y es tan aterrador como me imaginaba.
  3. Tengo que escribir una disección de este artículo

Así que, sin más dilación, vamos a ello:

El Papa no es de derechas. Ni de izquierdas. No es un político. Ni los católicos son todos de derechas ni al revés.

¿Qué tontería es esta de que el Papa no es de derechas ni de izquierdas? Tendrá sus opiniones políticas como todo el mundo[1], otra cosa es que por su cargo no se exprese en esos términos. Empezamos bien…

Ser de derechas es:

Here we go!

1. Situarse en el centro, aceptar que cada uno tiene su parte de razón, su porción de verdad política. La izquierda no es de centro porque siempre parece poseída por certezas incontestables.

No, hombre, eso no es ser de derechas, eso es ser un templagaitas. Si la izquierda tiene una serie de “certezas incontestables” y la PPderecha no, ¿quién tiene aquí el problema?

2.Creer que la Historia está protagonizada por personas, dueñas de su destino, no por grupos o clases sociales. Y que las personas y sus familias son, por tanto, las destinatarias de la política.

Normalmente somos más los sufridores que los destinatarios, pero llegado el caso podría llegar a defender todo este punto. Sorprendido me hallo.

3. Sostener que la libertad individual y los derechos fundamentales constituyen el núcleo del contrato social. La condición innegociable para convivir.

Ya, ¿y qué hacemos cuando los derechos fundamentales van en contra de la libertad individual? La Constitución sigue supeditando el derecho a la propiedad privada, que es la extensión inmediata del derecho a la libertad individual, al bien social, que es tanto como decir a la decisión política de turno.

4. Defender la igualdad de oportunidades con uñas y dientes. Sólo hay verdadera libertad donde todos tienen las mismas posibilidades de desarrollarse y crecer. Y apostar por la educación obligatoria y de calidad. Y eliminar toda discriminación por sexo, raza u origen social.

Y, ¿qué tal si con “uñas y dientes” defendemos que “los españoles son iguales ante la ley, sin que pueda prevalecer discriminación alguna por razón de nacimiento, raza, sexo, religión, opinión o cualquier otra condición o circunstancia personal o social”?[2]. A ver que hacemos con los aforamientos entonces, claro.

5. Mantener que la dignidad de cada ser humano exige secundar un sistema público y sostenible de pensiones, para tranquilidad de nuestros mayores. Y atención sanitaria universal, porque no hay enfermedades sino enfermos. Y también cobertura social suficiente para los que más ayuda necesitan.

Uno empieza diciendo lo que dice en los párrafos anteriores y, claro, acaba diciendo que “no hay enfermedades sino enfermos”. El resto tampoco tiene desperdicio: en pensiones, el problema no es “secundar un sistema público de pensiones”, sino que el que tenemos es a) Insostenible, como todo sistema de reparto; b) Opaco y confuso, lo que provoca que la gran mayoría de españoles desconozcan la pensión contributiva que cobrarán; y c) Tramposo, porque engaña a la gente haciéndoles creer que pagar todos los meses les da derecho a una pensión. Lo de “cobertura social suficiente”, como todo brindis al sol, queda muy bien en el papel pero no sé que quiere decir. 

6. Apostar por la democracia como único medio legítimo de alcanzar y ejercer el poder público. Democracia como el pan nuestro de cada día. Democracia de consensos y no de mayorías y minorías. Y rechazar las revoluciones porque, quien llega al poder por el terror, gobierna por el terror.

Parece que la manía de poner calificativos a la democracia no es excusiva de Alberto Garzón. “Democracia de consensos y no de mayorías y minorías” está ahí, ahí con “no hay enfermedades sino enfermos”.

7. Promover valores y principios como el esfuerzo, la austeridad, la superación personal, que la tradición nos ha enseñado que fortalecen a las naciones y los pueblos.

Hasta aquí nos ha durado el que “la Historia está protagonizada por personas”. Ahora lo que hay que hacer es fortalecer “a las naciones y los pueblos”.

8. Considerar que la libre iniciativa económica y el mercado libre, la competencia limpia sin intromisiones del poder público, crean riqueza y favorecen la prosperidad.

Ni una solo palabra sobre corrupción. Ni. Una. Sola.

Y condenar, al mismo tiempo, la explotación de trabajadores, la falta de condiciones laborales mínimas o impuestas. La globalización es un hecho que hay que afrontar, no una teoría.

Cuando uno es partidario de la libertad de mercado, al hablar de la globalización hace hincapié en que es algo que hay que aprovechar, que permite el desarrollo de los países pobres, que ayuda a sacar de la pobreza a los más necesitados… no que es “un hecho que hay que afrontar”.

9. No conformarse. Ni con el autoritarismo, ni con la pobreza, ni con el crimen, ni con el paro. Sentirse siempre interpelado por la cruda realidad y dar respuestas pragmáticas, pero responder. Ser reformista sin descanso.

Lo más revelador es el “pero” del “dar respuestas pragmáticas, pero responder”. A ver si a alguno le va a dar por responder en función de sus principios y la liamos…

10. Hacer patria de la Constitución. De la reconciliación entre españoles. De la España plural pero unida, contraria a las rupturas. Estar convencido de que el futuro será mejor juntos. Que somos más fuertes juntos, los españoles de derechas y de izquierdas juntos.

Puede que la Constitución tuviese un efecto reconciliador en el 78. Escribir este párrafo en el 2013 es simplemente vivir en una realidad paralela.


  1. Si sus antecesores son ejemplo, lo que esperaríamos es que tenga ideas tradicionalmente ligadas a la izquierda (la búsqueda del bien común por encima de la individual), tradicionalmente ligadas a la derecha (la defecnsa de la propiedad privada) e incluso alguna anarcocapitalista (oponerse a todas las guerras).  ↩

  2. Creo que la única igualdad de la que soy totalmente defensor es la de todos ante la ley. No soy un gran partidario de nuestra Constitución del 78, pero confieso que este artículo 14 es de los que más me gustan.  ↩

Javier Gallego, en eldiario.es

Seguid así. Seguid dando la espalda a la realidad, seguid llamándonos criminales en lugar de ciudadanos. Seguid aumentando la pobreza, la desigualdad y el paro. Seguid dejando que a la gente la estafen, la echen a la calle y los ladrones anden sueltos. Seguid haciendo un escrache masivo a la población y acabaréis sufriendo un escrache masivo y violento. No es una amenaza, es una advertencia de lo que, desgraciadamente, podría pasar.

Por fin Fátima nos enseñó al pueblo sus supuestos milagros: ni más ni menos que 100 medidas contiene la Estrategia de Emprendimiento y Empleo Joven 2013–2016. Pero las fetén, las que realmente molan son las “15 medidas de choque que beneficiarán a más de un millón de jóvenes”. Aprovechemos qué es Viernes Santo y desentrañemos sus misterios:

EDUCACIÓN, FORMACIÓN Y MEJORA DE LA EMPLEABILIDAD

Y yo convencido de que teníamos la generación mejor preparada de la historia…pues no, parece que no…

Extender los programas formativos dirigidos a la obtención de certificados de profesionalidad y con compromiso de contratación.

El objetivo es mejorar la empleabilidad, la cualificación y la inserción pro­fesional de jóvenes desempleados.

Nada mejor que empezar con un brindis al sol. ¿Cómo no se nos había ocurrido antes “mejorar la empleabilidad, la cualificación y la inserción pro­fesional de jóvenes desempleados”? Además, ahora que Rajoy y Mas se encuentran en la intimidad, le pueden dejar la gestión de los programas formativos a Unió, que desde Pallerols nos han demostrado que saben perfectamente cómo hacerlo…

Desarrollo de estímulos para obtener el título de Educación Secundaria Obligatoria.

El objetivo es animar a los jóvenes que abandonaron los estudios de forma prematura y que ahora no encuentran empleo a obtener el título de Educación Secundaria Obligatoria.

¿Cómo les animamos? ¿les mandamos un Whatsapp? ¿ponemos un anuncio en Mujeres y Hombres? ¿hacemos un video viral? ¿O es cuestión de volver a cursillos de –Pallerols– formación?

FOMENTO DEL EMPRENDIMIENTO Y DEL AUTOEMPLEO

TARIFA PLANA para jóvenes autónomos.

Se establece una cuota mínima de 50 euros durante seis meses para las nuevas altas de jóvenes autónomos a la Seguridad Social. Durante los seis meses si­guientes, se aplicará una reducción sobre la base mínima de un 50% y después se mantiene una reducción y una bonificación de un 30% durante 18 meses.

Hombre, una bajada de impuestos. Temporal, pero bajada al fin y al cabo. Porque eso es lo que estamos diciéndo implícitamente: la cotización no es más que otro impuesto, que no guarda ninguna relación con la pensión futura. Que no es que me parezca mal, pero de una vez, quitémonos las caretas y llamemos a las cosas por su nombre: la cotización a la seguridad social es simplemente un impuesto al trabajo, cuyo principal cometido es pagar el ruinoso sistema de reparto español, ser un “traficante de confianza” que haga que no nos rebelemos y pagar las ocurrencias económicas, especielmente en materia de empleo, del Gobierno de turno.

“EMPRENDE CON CRÉDITO”

Aquí se nota que les gustó tanto, tanto el título que lo han puesto entre comillas y todo, no sea cosa que pase desapercibido…

Compatibilización durante nueve meses de la prestación por desempleo con el inicio de una actividad por cuenta propia.

Los emprendedores de hasta 30 años beneficiarios de una prestación por des­empleo que se den de alta en el régimen especial de trabajadores autónomos podrán continuar percibiendo su prestación durante un máximo de nueve meses.

¿Que tienes 31 años recién cumplidos? Qué le vamos a hacer…peor están en Chipre, ¿no?

Ampliación de las posibilidades de aplicación de la capitalización por desempleo.

Se abre la posibilidad de que los beneficiarios de prestaciones por desempleo puedan capitalizar hasta el 100% de su prestación para realizar una aportación al capital social de todo tipo de sociedades mercantiles de nueva creación.

Además, se permite que la capitalización de la prestación por desempleo pueda utilizarse por el nuevo emprendedor para adquirir servicios de asesoramiento, formación e información, así como para cubrir los gastos de constitución de una nueva sociedad.

Con lo fácil que era: “5. Capitalización de la prestación por desempleo. Cualquier desempleado decidirá la forma y plazos en que cobrará su prestación por desepleo”. En fin, no pasa nada, a los que les dé por montar un negocio seguirán pidiendo el favor de que les hagan facturas para justificar el cobrar el dinero en efectivo, que es lo que realmente necesitan.

Mejora de la financiación para los autónomos y los emprendedores.

Se impulsará, desde los diferentes departamentos ministeriales con competencias en la materia, la consecución de fondos de capital semilla, microcréditos, business angels y la figura del préstamo participativo para facilitar la puesta en marcha de empresas y financiar actividades claves en los procesos de iniciación e implementación.

Segundo brindis al sol. Eso sí, este viene con aromas de business angels, que queda muy de Sillicon Valley. Ya sabéis, If you are going to San Francisco….make sure you wear some flowers in your head

“EMPRENDE CON RED”

Seguimos con las comillas, que no decaiga…

Reanudación del cobro de la prestación por desempleo tras realizar una actividad por cuenta propia.

Permite la reanudación del cobro de la prestación por desempleo tras realizar una actividad por cuenta propia si, transcurrido un máximo de cinco años desde el inicio de una actividad por cuenta propia, se produce la baja en el régimen de autónomos.

¿Por qué cinco años? En serio, ¿el dinero de la prestación por desempleo que me han obligado a subvencionar todos los meses es mío o no lo es? ¿O es que aquí también tenemos un sistema de reparto y no nos hemos enterado?

“SABER EMPRENDER”

Así que el de las comillas es fan de Jordi Hurtado…de lo que se entera uno…

Creación de oficinas de referencia en los Servicios Públicos de Empleo especializadas en el asesoramiento del emprendedor.

Se pondrán en marcha iniciativas de seguimiento y apoyo a los emprendedores que hayan optado por la capitalización de la prestación por desempleo mediante fórmulas de asistencia técnica y formación para contribuir en la medida de lo posible al éxito del proyecto.

Ves, aquí si que vamos a crear empleo, porque alguien estará en estas “oficinas de referencia”, digo yo. Qué aportan en un mundo en el que ya están las Agencias de Desarrollo Local, los CEEIs, las Cámaras de Comercio, las Asociaciones de Jóvenes Empresarios, las Asociaciones de Empresarios, las Asociaciones de Pequeños Empresarios, las Asociaciones de Trabajadores Autónomos…se me escapa.

Contrato “GENERACIONES”

El objetivo es facilitar la incorporación de la experiencia a los proyectos de los jóvenes autónomos. Así, los jóvenes que contraten de forma indefinida a des­empleados de larga duración mayores de 45 años se beneficiarán de una reduc­ción de la cuota de la empresa a la Seguridad Social por contingencias comunes del 100% durante el primer año.

¿44 años, dices? Ummm…es que entonces no podemos –ahorrarnos el impuesto al trabajo– reducirnos la cuota de la Seguridad Social por contingencias comunes durante un año, ¿sabes? Lo siento, mamá, no te puedo contratar.

“EMPRENDIMIENTO COLECTIVO”

Si señor, “colectivo”. Y un pelín más abajo, “fomento de la economía social”. Por si no teníamos claro que esta otra ley socialista del PP.

Fomento de la Economía Social y del emprendimiento colectivo.

Bonificación de 800 euros anuales en la cuota a la Seguridad Social durante un máximo de tres años para aquellas cooperativas y sociedades laborales que incorporen como socios trabajadores a jóvenes desempleados meno­res de 30 años.

Esta bonificación será de 1.650 euros anuales para las em­presas de inserción que contraten a jóvenes en riesgo de exclusión social durante todo el contrato o durante 3 años en caso de contrato indefinido.

Bueno, nos ahorramos el impuesto al trabajo de un mes y un poquito de uno de los trabajadores si montamos una cooperativa o sociedad laboral, cosa que vendrá muy bien si quebramos y nos toca responder con los bienes personales mientras nos preguntamos porqué no habremos montado un SL como toda la vida…

MEJORA DE LA INTERMEDIACIÓN

Aquí se les terminó la imaginación, así que ya no hay comillas :(

Canalizar y sistematizar un “PORTAL ÚNICO DE EMPLEO”.

Consiste en la creación de un espacio virtual que facilite la búsqueda de empleo en todo el territorio y que contenga toda la información de utilidad para orientar a los jóvenes.

Para lo primero, creo que hay algo llamado Infojobs. También puede servir Monster, Linkedin, Twitter y Facebook. Para lo segundo, si ponen el “Cómo trabajar en” de cada país, va a ser más útil y salirnos más barato (aquí les enlazo el de la Embajada Alemana en Españ, el teléfono por si tienen dudas es 915 57 90 00. De nada)

ESTÍMULOS A LA CONTRATACIÓN

Bueno, bueno, vamos a ver estos estímulos…

Contratación con “VINCULACIÓN FORMATIVA”

Las empresas que contraten a jóvenes sin experiencia laboral o desemplea­dos de larga duración, y que compatibilicen empleo a media jornada con formación, disfruta­rán de una reducción de la cuota a la Seguridad Social del 100% si tienen menos de 250 trabajadores y del 75% si superan dicha cifra en su plantilla.

Curioso, aquí no aparece cuánto tiempo dura el ahorro del impuesto al trabajo. Pero oye, una bajada de impuestos es una bajada de impuestos.

“MICROPYME Y AUTÓNOMO”

Los autónomos y empresas de hasta 9 trabajadores que contraten de forma indefinida a jóvenes disfrutarán de una reducción del 100% en las cuotas a la Seguri­dad Social durante un año.

Ok, otra bajada de impuestos. Si hay cualquier problema con le trabajador tocará cerrar la empresa para poder hacer frente al despido, pero oye, es una bajada de impuestos.

“PRIMER EMPLEO” joven

Destinado a que los jóvenes puedan tener su primera experiencia profe­sional. Las empresas que transformen este contrato en indefinido tendrán derecho a una bonificación en la cuota a la Seguridad Social de 500 euros al año durante tres años y de 700 euros si se suscribe con mujeres.

Ridícula bajada de impuestos, pero no nos vamos a quejar ahora, que parece que estamos en racha..

Contrato en “PRÁCTICAS”

Las empresas que contraten jóvenes que han terminado su periodo formativo para que puedan tener su primera experiencia profesional vinculada a su titulación disfrutarán de una reducción en la cuota a la Seguridad Social de hasta el 50%.

Estaba tentado de empezar a poner: ¿Qué titulación?¿Máster?¿Grado?¿Secundaria?¿Hasta cuándo es el ahorro de impuestos? Pero oye, aceptemos que vuelven a bajar el impuesto al trabajo y que seguimos en racha, a ver qué viene ahora….

…mi gozo en un pozo, no hay más…en fin, al final. Como siempre, milagros a Fátima

Miquel Roig, en Expansión:

“Eurostat no ha cambiado su metodología o sus normas, simplemente ha descubierto que la metodología que usaba España era incorrecta”, asegura una portavoz del Comisario Algirdas Semeta.